Esquí Pirineo Catalán

 El pirineo catalán ofrece grandes atractivos para los turistas que buscan tanto practicar deportes de invierno como aumentar su riqueza cultural y humana. Por supuesto, los paisajes pirenaicos suponen otro elemento más que enriquece la oferta de ocio y turismo de la zona. Por ejemplo, el cercano Parque Natural de Aigüestortes y al lago de San Maurcio queda relativamente cerca de dos estaciones de esquí y se ofrecen excursiones para ir a visitarlo.Al igual que en el resto de localidades del pirineo, el pirineo catalán representa la mitad de dicho sistema motañoso, encontramos iglesias y monasterios románicos. Sus pueblos y aldeas se integran en el paisaje creando una imagen bellísima.

En el Pirineo catalán se encuentran las siguientes estaciones de esquí: La Molina, La Masella, Baqueira-Beret, Port del Compte, Boí-Taüll, Espot, Vall de núria, Port Ainé y Walter 2000. Entre todas estas estaciones de esquí podemos encontrar multitud de opciones según lo que nos interese, desde resorts como el de Boí-Taüll a grandes estaciones de esquí como Baqueira-Beret, pasando por estaciones más pequeñas y familiares.

De entre las once estaciones localizadas en la porción catalana de los Pirineos, destaca el complejo de Baqueira-Beret-Bonaigua, en el Valle de Arán, con sus casi noventa y tres kilómetros de pistas. Muy frecuentada por famosos y personalidades, como la familia real española, dispone de todo tipo de sectores aptos para cualquier nivel de esquí. Debutantes, avanzados y expertos se dan cita en estos remontes, rodeados de cumbres de más de tres mil metros y frondosos bosques de pinos, hayas y abetos. Este privilegiado entorno natural favorece la conservación y calidad óptima de la nieve a lo largo de toda la temporada. Fuera de las pistas, … Continuar leyendo