San Lorenzo de El Escorial

Escudo de San Lorenzo de El Escorial

San Lorenzo de El Escorial es un municipio de la Comunidad de Madrid (España), situado al noroeste de la región, en la vertiente suroriental de la Sierra de Guadarrama, al pie del Monte Abantos y Las Machotas, a 47 km de Madrid. Es cabeza del partido judicial homónimo. Recibe popularmente el nombre de El Escorial de Arriba, para diferenciarlo del vecino pueblo de El Escorial, que, por su parte, es designado como El Escorial de Abajo. Dentro de su término, se encuentran el Monasterio de El Escorial y el Valle de los Caídos.

Linda al norte con Guadarrama, al oeste con Santa María de la Alameda, Robledo de Chavela y la provincia de Ávila, al este con Alpedrete y Collado Villalba y al sur con El Escorial y Zarzalejo. También cerca se encuentra la inmensa y agradable urbanización de Los Arroyos, que cuenta con gran cantidad de servicios.

El pueblo fue fundado en tiempos de Carlos III, en el siglo XVIII, y constituido en municipio en el siglo XIX, cuando tuvo su primer alcalde. Surgió como una escisión de El Escorial, donde Felipe II construyó a finales del siglo XVI el Monasterio de El Escorial y constituyó, mediante la anexión de las fincas colindantes, el Real Sitio del mismo nombre. En la parte segregada se encontraban los principales edificios y parajes de este Real Sitio, incluido el Monasterio, que en la actualidad se halla, por tanto, en el término de San Lorenzo de El Escorial. De ahí que el citado monumento reciba también el nombre de Monasterio de San Lorenzo de El Escorial.

El Monasterio y el Real Sitio fueron declarados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco el día 2 de noviembre de 1984, con la denominación de “El Escorial, Monasterio y Sitio”.

Alrededor de este edificio, uno de los principales monumentos renacentistas españoles, se ha articulado una potente industria turística y hostelera, que ha convertido a San Lorenzo de El Escorial en uno de los principales destinos de la Comunidad de Madrid.

Desde el 21 de junio de 2006, su término se encuentra protegido por la Comunidad de Madrid como Bien de Interés Cultural, en la categoría de Territorio Histórico o Sitio Histórico, figura en la que también se incluyen los municipios vecinos de El Escorial, Santa María de la Alameda y Zarzalejo.

San Lorenzo de El Escorial se encuentra en las laderas meridionales del Monte Abantos (1.753 m), montaña que ha condicionado históricamente su trazado urbanístico. Su caserío fue creciendo de manera anárquica alrededor del Real Monasterio, extendiéndose montaña arriba. En el siglo XVIII, el arquitecto Juan de Villanueva ordenó su casco histórico y proyectó diferentes plazas y calles, que debían salvar el fuerte desnivel existente entre la Lonja del Real Monasterio y las empinadas cuestas de Abantos. De esta época datan la calle de Floridablanca, una de las más importantes del pueblo, y el cierre completo de la Lonja con la construcción de las Casas de Infantes. En los siglos XX y XXI, la localidad ha experimentado una fuerte expansión urbanística, especialmente hacia la vertiente suroriental de Abantos.

Historia

La historia de San Lorenzo de El Escorial se vincula inexorablemente con la construcción del monasterio homónimo y la villa de El Escorial, de la que surgió como segregación. Las primeras referencias históricas de este edificio datan del año 1558, cuando Felipe IIdesignó una comisión para que buscase un lugar idóneo para su emplazamiento, integrada por arquitectos, médicos y canteros, entre otros gremios.

La pequeña aldea de El Escorial reunía las condiciones físicas adecuadas para llevar a cabo tal empresa. Su abundancia de bosques, canteras y cotos de caza, la calidad de sus aguas y su situación en el centro geográfico de la Península Ibérica, a los pies del Monte Abantos, fueron factores determinantes para su elección definitiva, que tuvo lugar en 1561.

La primera piedra del Monasterio se puso el 23 de abril de 1563. Un año antes, Felipe II empezó a adquirir las tierras colindantes al solar donde se iba a edificar el Monasterio, con la intención de crear un territorio de realengo, denominado Real Sitio de El Escorial, para usos recreativos, cinegéticos y agropecuarios. Entre ellas se encontraban las fincas de la Dehesa de las Ferrerías de Fuentelámparas (hoy llamada de La Herrería), situada en el actual término de San Lorenzo de El Escorial, y de La Granjilla de La Fresneda, en el vecino pueblo de El Escorial.

Las obras duraron 21 años, a lo largo de los cuales el entorno urbanístico y social de El Escorial fue transformándose. La pequeña aldea escurialense se convirtió en villa en el año 1565.3 Fue dotada de Alcalde Mayor, que ejercía sus funciones estrictamente sobre el núcleo urbano. No así sobre los cotos de caza, administrados directamente por la Corona, ni sobre las tierras dedicadas a usos agropecuarios, gestionados por el Prior del Monasterio.

En el orden eclesiástico, el lugar fue desvinculado del poderoso Arzobispado de Toledo para depender directamente del Prior, mediante dos bulas papales fechadas en 1585 y 1586.

Esta estructura administrativa se mantuvo hasta bien entrado el siglo XVIII, cuando el monarca Carlos III impuso un nuevo marco territorial y administrativo. La edificación de casas, que estaba expresamente prohibida en los aledaños del Monasterio, fue el origen de una disputa, que enfrentó a las autoridades municipales, que promovían modificar la norma, y a las monacales, que pretendían mantenerla. El asunto era especialmente delicado en aquellos tiempos, dadas las frecuentes visitas de la Familia Real al Sitio, que provocaron un incremento de la demanda de suelo, principalmente por parte de los funcionarios públicos, al servicio de la Casa Real.

La resolución del conflicto llegó de manos del propio monarca, que el 3 de mayo de 1767 autorizó la construcción de viviendas junto a la Lonja del Monasterio, en lo que constituye el núcleo fundacional de San Lorenzo de El Escorial y el inicio de un proceso que culminará con la emancipación de este pueblo con respecto a El Escorial. El desarrollo de este nuevo caserío fue muy veloz, hasta el punto de contabilizarse más de mil vecinos a los pocos años de la decisión adoptada por Carlos III.

El nuevo pueblo surgido a los pies del Monasterio no alcanzó una entidad jurídica propia hasta bastante después. La estructura administrativa diseñada por Felipe II fue desdibujándose, primero con el nombramiento de un Gobernador del Real Sitio por parte deCarlos III –en menoscabo de los poderes del Alcalde Mayor de El Escorial y del Prior– y, posteriormente, con la privatización de tierras que tuvo lugar con la desamortización de 1820.

Ésta resultó clave para la configuración del actual municipio de San Lorenzo de El Escorial, ya que pasaron a manos privadas prácticamente todas las fincas del Real Sitio, excepto La Herrería y las tierras que rodeaban al Monasterio y a las Casitas del Príncipe y del Infante. El 26 de septiembre de 1836, San Lorenzo de El Escorial nació como municipio independiente. En esta fecha tuvo a su primer Alcalde y, en 1887, pasó a ser cabeza del partido judicial del mismo nombre, en el que se integraron inicialmente 22 pueblos.

Durante la Guerra Civil (1936-1939), el pueblo se mantuvo en territorio leal al Gobierno republicano y su nombre se cambió por el de El Escorial de la Sierra.

Actualmente, el partido judicial de San Lorenzo de El Escorial está conformado por 12 localidades: Colmenar del Arroyo, Colmenarejo, El Escorial, Fresnedillas de la Oliva,Navalagamella, Robledo de Chavela, Santa María de la Alameda, Valdemaqueda, Valdemorillo, Villanueva del Pardillo y Zarzalejo, además del propio San Lorenzo de El Escorial.

Patrimonio artístico y natural

El pueblo posee un importante patrimonio histórico-artístico, urbanístico y cultural, fruto de su vinculación con la Corona Española. A ello se añaden relevantes valores ecológicos, geológicos y arqueológicos.

Parte de su conjunto monumental se encuentra inscrito en la lista del Patrimonio de la Humanidad de la Unesco. Además, su término ha sido declarado Bien de Interés Cultural, en la categoría de Territorio Histórico, con el nombre de “Escorial: Monasterio, Sitio y Entorno Natural y Cultural”, por parte de la Comunidad de Madrid.

Dentro de esta última figura legal, aprobada mediante decreto 52/2006 (21 de junio), también se incluyen las localidades de El Escorial,Zarzalejo y Santa María de la Alameda. Se trata del ámbito que quedó dentro de la llamada Cerca de Felipe II, con la que el monarca delimitó el perímetro del Real Sitio surgido alrededor del Monasterio.

Patrimonio de la Humanidad

El 2 de noviembre de 1984, coincidiendo con la celebración del IV centenario de la colocación de la última piedra del Monasterio, el Comité del Patrimonio Mundial (World Heritage Committee) de la Unesco, reunido en Buenos Aires (Argentina), incluyó a “El Escurial, Monasterio y Sitio”, en la lista del Patrimonio de la Humanidad (World Heritage List).

En esta inscripción, se define un espacio territorial de protección circunscrito principalmente al Monasterio de El Escorial, a la Casita del Infante (o de Arriba) y a la Casita del Príncipe (o de Abajo), palacete, este último, que se encuentra dentro del término de El Escorial:

  • Monasterio de El Escorial. Este edificio, uno de los principales monumentos renacentistas de España, fue erigido en el último tercio del siglo XVI, sobre la ladera del Monte Abantos, a 1.028 m de altitud. Se debe a un proyecto original de Juan Bautista de Toledo, que fue culminado, tras su muerte, por Juan de Herrera, quien impuso un nuevo estilo arquitectónico, bautizado con su apellido. Ocupa una superficie de 33.327 m² y cuenta con 16 patios, 88 fuentes, 13 oratorios, 15 claustros, 86 escaleras, 9 torres, 1.200 puertas y 2.673 ventanas. Su fachada principal tiene una longitud de 207 metros. Entre las partes más destacadas del edificio, figuran el Panteón de Reyes, la Real Basílica y la Real Biblioteca. Desde el siglo XVI, el Monasterio del Escorial ha sido calificado como “la octava maravilla del mundo”.
  • Casitas del Príncipe y del Infante. Se trata de dos palacetes neoclásicos del siglo XVIII. Ambos fueron construidos por Juan de Villanueva, como pabellones de recreo para Carlos IV, por entonces Príncipe de Asturias, y su hermano el Infante Gabriel de Borbón, respectivamente.

El ámbito territorial de protección recogido en la lista del Patrimonio de la Humanidad se encuentra actualmente en trámite de ampliación. Las autoridades españolas pretenden que la Unesco extienda la declaración de Patrimonio de la Humanidad a todo el espacio que estuvo incluido dentro de la Cerca de Felipe II.

Fiestas y tradiciones

El pueblo celebra sus fiestas patronales el 10 de agosto, día de San Lorenzo, santo al que Felipe II advocó el Monasterio de El Escorial y del que, por extensión, el municipio toma su nombre. Este edificio fue construido para conmemorar la victoria de la Batalla de San Quintín, que tuvo lugar el 10 de agosto de 1557.

La Romería de Nuestra Señora la Virgen de Gracia es, sin duda, la tradición más importante de San Lorenzo de El Escorial. Tiene lugar a primeros de septiembre y se encuentra entre las más multitudinarias de España. Se remonta al año 1948 y está declarada de interés turístico por la Comunidad de Madrid.

La Semana Santa sanlorentina destaca como una de las de mayor riqueza visual de la comarca guadarrameña. Cuenta con cinco Cofradías y dos Hermandades integradas dentro de la Junta de Cofradías y una docena de procesiones. Se remonta al año 1.945

En Navidad, el pueblo instala en sus calles un belén de grandes proporciones, como reclamo turístico.

 

Acerca de InfoPueblos

Información, historia, cultura, tradición, hoteles, restaurantes y fotografias de todos los pueblos de España.
Bookmark : permalink.

Los comentarios están cerrados.